Saltar al contenido

Propiedades y beneficios del aceite de caléndula para la piel

Aceite vegetal de caléndula para la piel

El aceite de caléndula es un aceite macerado, se obtiene mediante la maceración de las flores de la caléndula en un aceite vegetal, ya sea de oliva o de almendras, entre otros. No existe como el aceite de caléndula propiamente dicho, solo se obtiene de la extracción por maceración de las flores de la planta, que es donde se encuentran los principios activos y propiedades medicinales.

Propiedades del aceite vegetal de caléndula sobre la piel

Es un aceite que tiene unas propiedades muy beneficiosas para el organismo y principalmente para un uso sobre la piel. Estas propiedades pueden usarse en forma de tratamiento contra dolores o simplemente para obtener resultados estéticos.

  • La propiedad principal de la caléndula es que es antiinflamatoria. Aplicando el aceite sobre la piel inflamada a causa de golpes o traumatismos, conseguiremos que esa inflamación disminuya.

 

  • El aceite de caléndula también tiene propiedades regenerantes, por lo que en pieles con heridas o rascadas, incluso quemaduras caseras o producidas por el sol, podremos obtener beneficios en la reestructuración de la piel.

 

  • Otra propiedad de la caléndula es que es fungicida. En un uso en las zonas afectadas por hongos y herpes, podremos desinfectar la piel para eliminar las zonas contaminadas y prevenir que no aparezcan estos problemas.

Beneficios del uso del aceite de caléndula

 

  • Ayuda a hidratar y regenerar la piel, especialmente en pieles sensibles es el aceite más recomendado.

 

  • Reduce el dolor y ayuda a desinflamar la piel.

 

  • Ayuda a sanar y cicatrizar la piel con mayor velocidad en heridas, quemaduras y úlceras debido a que incrementa la irrigación sanguínea, acelera la producción de colágeno y nuevas fibras epidérmicas.

 

  • En bebés cura las rozaduras producidas por los pañales.

 

  • Previene las líneas de expresión y arrugas de la cara.

 

  • Proporciona una gran protección contra radicales libres gracias a que es rico en antioxidantes.

 

  • Reduce la infección de bacterias y hongos que afectan a la piel.

 

  • Actúa contra las verrugas gracias a su contenido en acetil salicílico, reduciendo su crecimiento y posterior eliminación.

 

  • Para tratar diferentes problemas en la piel como estrías, varices, eczemas, abscesos, forúnculos, pie de atleta, callos, acné, hemorroides, labios secos.

¿Para quién está indicado el aceite vegetal de caléndula?

 

aceite de calendula para la piel

  • Para pieles secas.

 

  • Para pieles delicadas y sensibles.

 

  • Para personas con alteraciones dermatológicas, dermatitis o psoriasis.

 

  • Para problemas puntuales como pezones agrietados y enrojecimiento a causa de una quemadura o del sol.

 

  • Es indicado en bebés gracias a que es un aceite muy suave.

¿Cómo aplicar el aceite macerado de caléndula en la piel?

Puedes aplicar directamente el aceite sobre la piel en la zona a tratar, pero si no te gusta su textura líquida, puedes utilizarlo en forma de crema. Es el aceite perfecto para la elaboración de lociones, ya sean corporales o faciales.

Crea una crema hidratante de caléndula para obtener todas las propiedades pero con una textura más cremosa y no como aceite.

  • Una opción puede ser hacer la crema de caléndula de forma casera. En un recipiente caliente añade manteca de karité, que tiene propiedades hidratantes y regenerantes, con aceite de coco, que nutre la piel de forma increíble. Mézclalos hasta que deshagan un poco, cambien su textura y sean más moldeables. Recuerda que los aceites es mejor no calentarlos a altas temperaturas. Posteriormente añade el aceite de caléndula, que es más líquido que los otros dos que tienen una textura más sólida. Una vez los tres ingredientes mezclados, obtendremos una masa uniforme que se puede utilizar en forma de crema para aplicarla sobre la piel del rostro o del cuerpo, dependiendo de la finalidad que queramos conseguir. Aplica tu nueva crema con la piel húmeda para una mejor absorción. Puedes utilizar un hidrolato de rosas para ello, y que la aplicación sea perfecta.

 

  • Otra opción es utilizar tu crema hidratante para la cara de uso diario y añadirle unas cuantas gotas de aceite de caléndula. Con ello potenciarás las beneficios de tu crema y te aportará las ventajas de la caléndula. Lo ideal sería que la crema fuera de cosmética ecológica y natural.